ELISA MARTÍN “Las palabras surgen entre otras palabras”

On 12 junio, 2013 by Redacción Creatividad Literaria

Hoy charlamos con Elisa Martín (‘Corazón Huído’, ‘Ensueño’), que acaba de publicar

El lugar de la palabra. Ensayo sobre Cábala y poesía contemporánea

(Cálamo,2013), en el que profundiza en la obra poética de grandes autores del siglo XX como Jorge Luis Borges, Juan Gelman, el español José Ángel Valente y la poeta judeoespañola Clarisse Nicoïdski.

Nuestra protagonista de lujo es investigadora, ensayista, poetisa, profe, filóloga e hija de escritores. Un compendio de atributos que lejos de hacer su discurso sesudo y abstracto convierte sus respuestas en una transparente guía de motivación y de amor hacia la Literatura y la creación. Sorteamos además su investigación de ‘El Cantar de los Cantares’ (PPC Ediciones, 2013), con prólogo de Gustavo Martín Garzo.

Os invito a leer, imprimir y subrayar los pareceres de alguien que asegura “no poder concebir la escritura poética como una profesión”, que reivindica más que nunca el papel de las Humanidades y que a la hora de crear le gusta “dejarse influir por la dispersión de la mente infantil”. Hablando de niños, os animo además a visitar su blog , un interesante espacio de reflexión sobre la infancia que Elisa abrió al tener a su primer hijo, Gabriele, y al que dedica este poema que Creatividad Literaria tiene el honor publicar.

 

     Para traducir momentos inspiradores a lenguaje poético ¿necesitas algún ritual?

No. Necesito sólo algo para escribir (lápiz, papel, ordenador, lo que sea). No soy nada maniática en ese sentido.

     ¿Y cuáles suelen ser esos momentos inspiradores?

No hay reglas generales en esto. Pero querría alertar sobre esa visión romántica de la inspiración, como una fuerza sobrenatural que te asalta de repente y te obliga a escribir. Es cierto que hay días y momentos en que por alguna razón misteriosa te sientes más en disposición de escribir; quizá ves o piensas algo que llama tu atención, que te evoca una idea. Pero la escritura requiere mucha voluntad y mucho trabajo. La mayor parte de las veces la inspiración llega una vez que uno se ha sentado a escribir. Las palabras surgen entre otras palabras. Por eso a menudo los escritores pasamos por períodos en que no escribimos casi nada, al lado de otros muy prolíficos. Quizá no nos sentamos a escribir, no estamos en disposición, tenemos la cabeza en otra cosa. No puedo concebir la escritura poética como una profesión. Es algo que sucede, que a veces es imposible, pero que uno tiene que buscar y desear que suceda.

     ¿Qué te hace escribir poesía y no prosa?el cantar de los cantares

Me interesan todos los géneros. Hasta ahora he escrito sobre todo poesía porque no sentía que quisiera narrar historias, pero eso podría cambiar en el futuro. La poesía nace del amor a las palabras, y de la conciencia plena del valor y el sentido de cada palabra. Los poetas tratamos de conectar las palabras con la vida, con la experiencia y también con lo deseado. Otro género que también he cultivado es el ensayo. Me gusta mucho y tengo proyectos para seguir escribiendo ensayo en los próximos años.

     ¿Cómo miras el mundo para convertirlo en poesía?

Con asombro, como lo miraría un niño pequeño. Los niños no dan nada por supuesto, todo les cautiva. A mí me encanta dejarme llevar por esa dispersión de la mente infantil, esa atención flotante: ves una cosa que te evoca a otra, y de repente se cruza alguien, otra idea y… de las asociaciones más insospechadas nace la creatividad.

     Cuando indagas en textos antiguos, cuando los investigas, ¿a qué conclusión llegas respecto a la época actual? ¿de dónde venimos y hacia dónde vamos?

Me preocupan muchas cosas de la época actual, pero si una cosa se aprende estudiando la historia es que los hombres casi siempre han pensado que les había tocado vivir en una época terrible y añoraban el pasado. Los antiguos egipcios ya decían este tipo de cosas. Mi principal crítica al momento presente tiene que ver con la visión mecanicista del ser humano, y esto me preocupa especialmente en el ámbito de la infancia. Creo que estamos perdiendo atención, pensamiento crítico, respeto por el misterio de lo humano. La literatura, la filosofía, las Humanidades en general parecen algo relegado, del pasado. Y sin embargo cuando uno ve los problemas que hay en la educación, la explosión de enfermedades mentales, los libros de autoayuda… se da cuenta de que las Humanidades tienen un lugar en el mundo: favorecen el pensamiento crítico, que es absolutamente esencial en cualquier sociedad que desee sustentarse en la reflexión y en el respeto.

     ¿Crees que ayuda estudiar Filología para convertirte en escritor?

No es necesario estudiar nada en concreto para ser escritor. Un escritor se forma, sobre todo, leyendo. Si unos determinados estudios universitarios sirven de guía para acercarse a grandes obras literarias, pueden ser útiles, pero sólo desde ese punto de vista. Hay que saber escribir bien, claro; pero escribir bien es algo distinto de ser un buen escritor. Creo que, sobre todo, hay que tener cosas que contar; algo íntimo, una escritura que parta de la necesidad, del compromiso profundo. Se trata de que cada uno escriba aquello que sólo él podría escribir.

     ¿Se puede hacer un poema de cualquier cosa?

Sí. Y no hay temas mejores ni peores que otros. Algunos, como el amor y la muerte, suelen aparecer siempre porque son las mayores preguntas a las que nos enfrentamos los seres humanos. Pero uno puede escribir un poema sobre un ascensor y estar hablando del amor, o de la muerte.

     ¿Por qué expresar belleza, horror, melancolía,etc a través de la abstracción que supone en sí la poesía?

Porque hay veces en que no se puede expresar de otra manera. El arte no es nunca (o no debería ser) un capricho. Tiene que tener una verdad interna, una autenticidad. A veces leemos un poema y nos preguntamos: ¿qué ha querido decir el poeta? Ha querido decir lo que ha escrito, ni más ni menos. Como todos nosotros. Cada vez me convenzo más de que decimos lo que queremos decir, y nuestras palabras nos definen. Cuando un político se expresa de un modo que otros califican de desafortunado, ¿qué quería decir? Sin duda lo que ha dicho. Las expresiones nos delatan. Y eso mismo pasa con los poemas.

     Cuando escribes ¿buscas que los demás entiendan tus sensaciones? ¿o es más una autoayuda para comprenderte a tí misma?

Ni una cosa ni la otra. Cuando escribo trato de expresar algo que no puede ser dicho de otra manera, pero raramente me comprendo a mí misma (sólo, a veces, a posteriori). Una vez acabado un poema, o un libro de poemas, hay un placer en mostrarlo.

     ¿Cuánta importancia tiene publicar?

Es importante porque te permite desprenderte de tu trabajo y pensar que ha tenido un sentido. Yo siento una gran gratitud hacia cualquier persona que lea y valore mis poemas. En realidad, es uno de los ámbitos de la vida en que más me expongo; todos los artistas son débiles e inseguros en el momento de mostrar su obra.

     ¿Cuánto valoras la métrica y la rima en contrapeso con el mensaje?

En poesía la forma y el fondo son en realidad lo mismo. Un poema es un todo; cada poema puede ser escrito en un único modo.

     ¿Qué opinas de ayudarse de diccionarios y listados de sinónimo?

Son una buena herramienta. En alguna ocasión los he utilizado para romper un bloqueo con alguna palabra.

     ¿Qué tramaba la asociación de bibliotecarios encontrada en Plutón?

Trataban de encontrar en sus bibliotecas un libro que fuera verdaderamente original, completamente novedoso y distinto de los otros, y no lo encontraron nunca.

 

 

 

 

3 Responses to “ELISA MARTÍN “Las palabras surgen entre otras palabras””

  • María

    Me gusta cuando preguntas y tambien cuando responde. Pareciera estáis aquí al lado conversando con tranquilidad, profundo respeto y amor a las palabras. Me habéis ‘removido’ mi alma de poetisa (creo o quiero creer que en todos reside esta parte). Viva el pensamiento critico-creativo y la juventud inspiradora actual, como Carolina y Elisa! ;-)
    Saludos y espero una segunda parte!.

    • Me alegra que disfrutaras la entrevista y sobre todo me entusiasma que despertara tu alma de poetisa. Te invito desde aquí a que nos envíes algún verso. Un beso María.

Trackbacks & Pings