UNO DE OCTUBRE. COLGAMOS LAS SANDALIAS

On 1 octubre, 2013 by Redacción Creatividad Literaria

Y en resumen… en los últimos meses ha pasado algo más que el verano. Diecinueve escritores han confesado sus métodos creativos, IMAG0944pero en realidad todas estas entrevistas no eran más que un experimento para demostrar ese dicho castizo de “cada maestrillo tiene su librillo”. De camino hemos verificado que otro refrán, el de “en casa del herrero cuchillo de palo”, es menos fiable.  Sirvan de ejemplo, y por comenzar con el resumen, la poeta y artista Sofía Castañón (hija) y la novelista Laura Castañón (madre), esta última, hemos sabido esta semana, seleccionada entre las cinco finalistas del Premio Tigre Juan por Dejar las cosas en sus días’, (título que gracias a su autora y a la editorial Alfaguara, pudimos sortear entre nuestros lectores). De la entrevista a Laura Castañón, aprovechando que durante años fue profesora de escritura creativa, destacar aquí un aviso a los que comienzan: la contención es básica. Cuando  se empieza a escribir el deseo de contar es tan grande que es fácil que caigan en el exceso y no están dispuestos a sacrificar. Creo que era Ernest Hemingway el que decía que  el mueble más importante en el cuarto de un escritor es la papelera. Es un error muy de principiante, dejar poco espacio al lector para que interprete.
Respecto a Sofía Castañón, que cuenta ya con un ramillete de poemarios y premios, también imparte en ocasiones clases y charlas sobre poesía. Su filosofía es la siguiente: enseño a perderle el miedo a la forma del poema y con eso me conformo realmente.  Nos lo enseñan como algo súper estructurado y súper rígido, y a la hora de la verdad un soneto no es bueno porque ha conseguido esa métrica. Un soneto es bueno cuando es bueno. 

Han confesado más poetas: Julio Rodríguez, Alicia Álvarez, Elisa Martín Ortega y Miguel Rojo. En el caso de Miguel hay que desdoblarlo: A mí me gusta pasar de estar escribiendo un cuento a ponerte con un libro de poesías, de relatos cortos, escribir una novela o un artículo para el periódico de viajes o de lo que sea. Son distintes maneres de ver el mundo de la literatura, pero al final siempre es lo mismo, es escribir, contar. Mira, lo que nunca hice fue teatro.

Julio Rodríguez comparte con su amigo Miguel Rojo el gusto por la variedad de géneros: poeta y novelista, aunque confiesa que su niña bonita, además de Marina, presente en la entrevista, es la poesía.  Después de ‘Doméstica’ este otoño, la editorial Visor publicará su último poemario, ‘Tierra Batida’, Premio Internacional de Poesía Hermanos Argensola. Acostumbrado a los premios, tanto con sus libros de poemas como con las novelas, con la primera ‘El mayor poeta del mundo’ fue finalista del Premio Planeta en 2003,  su espíritu es humilde y fiel al género: intento bajar la poesía de su pedestal. La poesía mola y tal pero ya,  pero también mola arreglar un váter. Es un oficio que está muy bien porque como todas las artes te hace ir un poco más allá pero en todo caso el que lo hace es la poesía y no el poeta.

Y de un poeta de verso libre a una de versos tercos. La músico Alicia Álvarez, componente de Pauline en la Playa, que cumple un año con su Aguóloga bajo el brazo y que hace apenas unos días cantaba y recitaba en el Festival Cosmopoética de Córdoba. Una compositora de letras y versos con el ritmo y la musicalidad como bandera: me gusta la sonoridad en las palabras. Las escojo por cómo suenan, cómo se pronuncian. Que las palabras se coman en la boca vamos...

Aunque la primera poeta, investigadora, filóloga y traductora que aquí plantó sus letras y reflexiones fue Elisa Martín Ortega, segunda demostración del dudoso dicho en cuestión, pues es hija de Gustavo Martín Garzo y de Esperanza Ortega. Digna continuadora de unos genes y una especie amante de las letras, el pensamiento crítico y  las humanidades: cuando uno ve los problemas que hay en la educación, la explosión de enfermedades mentales, los libros de autoayuda… se da cuenta de que las Humanidades tienen un lugar en el mundo: favorecen el pensamiento crítico, que es absolutamente esencial en cualquier sociedad que desee sustentarse en la reflexión y en el respeto. Elisa, además de enviarnos su última publicación, el estudio de El Cantar de los Cantares’, compartió con la página de Creatividad Literaria uno de sus poemas.

En julio llegó la avalancha de la Semana Negra de Gijón con su derroche de escritores, anécdotas y posibilidades. Tuvimos la suerte de asistir un Taller de Narrativa con Ernesto Mallo y Marcelo Luján como profesores. Entre los alumnos, aprovechamos para entrevistar al que llevaba su primer libro bajo el brazo, Alberto González.

A David López no lo pudimos “atacar” como estaba previsto durante la Semana Negra. El escritor gijonés, jurado del Premio Espartaco de Novela Histórica en el festival, presentaba además novela: ‘El Aventurero Vivar’. Una tremenda faringitis le dejó sin voz y aplazamos la entrevista. Con ella recuperada habló y habló, generoso en conocimientos y experiencias durante el café que compartimos en el Barrio de La Arena: nunca me baso ni en el presente ni en mi vida, que es bastante monótona y aburrida, con lo cual poco podría sacar de ella. Me parece hacer trampa. A mí me gusta imaginar, que los personajes sean producto de la imaginación. Son reales en cuanto son históricos, pero pasados por el filtro de la imaginación.

Mallo  fue el responsable de la charla inaugural del Taller de Narrativa: Al comienzo de una novela tienes que invitar al lector a un viaje, a un mundo nuevo. Si no lo atrapas en las primeras líneas, si el lector muestra muestra resistencia, lo pierdes. Él lleva atrapados a miles de lectores con su serie del comisario Lascano, cuya última entrega se dio a conocer en Gijón: ‘Los hombres te han hecho mal’.

Recogió el testigo en las clases y en las mesas redondas otro argentino, uno más joven y encuadrado en la nueva generación de escritores de novela negra sudamericana, Marcelo Luján: soy un absoluto  naturalista, entendido como corriente creativa. Me interesa lo que está fuera: el bien y el mal  constantemente enamorados. Esas dos fuerzas confrontadas generan situaciones muy fuertes y potentes narrativamente. En breve verá la luz su nuevo libro de relatos ilustrados: ‘Pequeños pies ingleses’.

Atento, participativo, desde la primera fila de la clase y desde el salón de conferencias el madrileño Alberto González. Su primera novela, ‘El amargo despertar’, es la consecución de años como alunmo del taller de la Semana Negra y de un carácter trabajador e inquieto: Si quieres publicar tienes que trabajar mucho. Marcarte objetivos. Escribo de lunes a domingo de ocho a ocho y media de la mañana. Así me ha funcionado a mí, pero porque soy muy ansioso.  El compromiso editorial de su siguiente título, ‘Una carta, un sueño y adiós’, está ya firmado.

Jóvenes y noveles en esto de las editoriales también son Tito Montero y Laura Estévez, al contrario que en publicaciones de prensa, televisión y radio, donde cargan experiencia y galones. Sus primeras novelas pasarán a la historia como ’10 Corsarios’ y ‘Fuera de Juego‘ respectivamente.

La de Laura Estévez fue finalista del IV Certamen de Narrativa Deportiva del diario Marca. La autora, valiente debutante como entrevistada, también dejó escrito en Creatividad Literaria su consejo: Escribir aunque en ese momento sepas que la historia es una porquería. Cuando tres o cuatro no te valgan, llegará una que sí. Ensayo y error. Si no crees que va a ser buena no te atreverás a empezar nunca.

Respecto a Tito Montero, que prepara la publicación de un libro de relatos, ‘Charlize Theron y las democracias ardientes’, su modus operandi es escribir a borbotones. Arranco y sale solo. Trabajo sobre la marcha. Solo me pongo cuando me sale. Si no me apetece no me pongo. Suelo tener las ideas en la ducha.

Una de las personas que recomiendan la lectura de ’10 Corsarios’ es Leticia Sánchez Ruiz, escritora en su incipiente treintena  con tres novelas de éxito y premios. Ella puede confesar que su profesión es escribir: nunca escribí ni para un premio ni para nadie. Pienso en un lector modelo que soy yo, en lo que me gustaría leer. Si escribes pensando en lo que le gusta a los otros vas bien jodido y además equivocado, porque no sabes lo que les gusta.

La entrevista de Leticia Sánchez Ruiz, como la Ovidio Parades y Manolo Abad, discurrió en tres terrazas de Oviedo, ciudad en la que el tres de octubre Parades   presenta su tercer diario de relatos, notas, pensamientos, ‘Vivir en los cafés’ Suelo escribir como de seis a diez de la mañana. Entonces claro, tiene que ser en silencio para no despertar a quien duerme al lado. Luego, por las tardes, suelo corregir. En ese momento sí puedo poner Radio Clásica o alguna música así suave. En la calle, en las terrazas, sí me gusta mucho tomar notas, impresiones que te vienen a la cabeza o detalles que tú sabes que vas a utilizar para el blog, para un artículo o para la novela que estás escribiendo, pero lo que es escribir escribir en casa, sí.

Manolo D. Abad, que después de un par de libros de relatos  ha publicado ‘Elevator’, su primera novela, este 2013, habló de su relación con la capital asturiana, presente en muchos de sus relatos: en general, describir tu entorno es más fácil, pero me gusta hablar de la ciudad como un ente que no es Madrid, Nueva York… El concepto de ciudad sugiere la noche, los amaneceres… es opresora y a veces tambien liberadora. Siempre juegan los dos extremos: luz y oscuridad, y lo que hay en medio de los claroscuros. Oviedo es el sitio donde nací, donde luché para poder vivir. Me siento arraigado, y me parece un escenario estupendo.

De otra ciudad, otro país e incluso en otro idioma habla y habita el escritor, cuentista y periodista portugués João Ferreira Oliveira, que compartió con Creatividad Literaria este micro cuento y que nos dejó además esta interesante mirada sobre los libros: soy de esos a los que les gustaría tener siempre un boli y un cuaderno conmigo, pero la organización no es mi fuerte. Me gusta tomar notas en los libros. Escribir en los espacios en blanco. Ahí justo es donde me gustaría publicar mis libros: en el espacio que otros libros no llenan.

Las respuestas de Roberto Bolullo nos llegaron desde un poco más lejos… desde Colombia, donde se encontraba impartiendo sesiones de Creatividad. Después de una experiencia de años en Cataluña como coach de creatividad ha reunido sus conocimientos en el libro ‘La Conexión Creadora’. Este es solo un apunte de lo que compartió con nosotros: Lo interesante es buscar en el interior qué es lo que nos hace chispa a nosotros. ¿Qué te apasiona? ¿Qué te hace sonreír? ¿Qué habilidad especial tienes? Eso requiere tiempo. Tiempo para explorar y conocernos.

De vuelta a “casa”, Beatriz Rato nos atendió en una pausa de la promoción de ‘Diario de un acoso’, el último trabajo de la escritora gijonesa que compagina su vida laboral con una versátil trayectoria literaria. Esta incluye cuentos infantiles, libros juveniles, recopilaciones de anécdotas judiciales o estudios sociológicos. Su consejo: paciencia, mantener la autoestima, porque que te la rechacen tampoco significa nada. No marcarte tiempos, nunca sabes, a veces no funciona en un momento determinado y posteriormente sí.

El último en responder al interrogatorio ha sido Javi Guerrero, dibujante y escritor miembro de la Fundición Príncipe de las Astucias, que ha logrado publicar este verano ‘Donde hay globos hay alegría’, continuación de ‘Mi Marisa es un ángel’, gracias al crowfowding. Su estilo escatológico, sexual, amoral y cómico  tiene una explicación muy sencilla: yo hago lo que me haría gracia a mí leer, lo que pasa es que debo de ser muy cabra. Si debe de haber mierdas en un párrafo pues tiene que haberlas, no es que yo a propósito diga, “venga vamos a meter un poco de mierda que vende. No, no.”

¡Ah! y se nos olvidaban nuestros entrevistados más ilustres, que por supuesto, nos atendieron a la primera llamada: Albert Camus y Muñoz Molina…. y posaron gustosamente para Carlos Rivaherrera.

Bueno, a ver lo que nos deparan los siguientes cuatro meses … de momento nos esperan el cantautor Nacho Vegas y el escritor Ricardo Menéndez Salmón.  Pinta bien.

Gracias por estar ahí. Se aceptan sugerencias y contactos. ¡Buen cuatrimestre!

 

Trackbacks & Pings