MARCELO LUJÁN. “SI NO VALORAMOS LA IMAGINACIÓN ESTAMOS PRESOS”

On 12 julio, 2013 by Redacción Creatividad Literaria

La Semana Negra organizó en 2013 una mesa redonda sobre la nueva ola de la literatusubsuelora negra latinoamericana. Por conocimientos y por formar parte de esa hornada, el moderador fue Marcelo Luján (Buenos Aires, 1973).

Un año más también ejerció, junto a su respetado Ernesto Mallo, de profesor del Taller de Narrativa para jóvenes que organiza el Festival. Si hay que defenderse con galones a Marcelo Luján le respaldan el Premio Ciudad de Getafe de Novela Negra 2009 por La mala espera y el Premio Ciudad de Alcalá de Narrativa 2006 por En algún cielo. También ha sido galardonado por la colección de relatos Flores para Irene (Premio Santa Cruz de Tenerife 2003) , además de alzarse con el Premio Kutxa Ciudad de San Sebastián (2007) por el cuento El desvío. Sus últimas publicaciones son Arder en el invierno (Ediciones Baile del sol, 2010), Carne y uña’ (Sigueleyendo, 2012), Moravia’ (El moraviaAleph Editores, 2012), Pequeños pies ingleses (Talentura Libros, 2013) y Subsuelo (Salto de Página, 2015).

Pero no todo es escribir en soledad y con nocturnidad… En Madrid, donde reside, todos los martes celebra en el bar Diablos Azules de Malasaña una Jam Session de improvisación de relatos. El público asistente debe escribir unas líneas a partir de una frase propuesta. El ganador de la convocatorioa, que responde al nombre de El tamaño sí que importa, se lleva un regalo. En la velada también participan escritores noveles y consagrados que antes del concurso leen fragmentos de sus composiciones.

*Entrevista acompañada de café americano, cortado y pincho mañanero en el Café del Centro Municipal del Coto, Gijón.

    ¿Qué valor le das a la imaginación?

La imaginación es casi todo en literatura. Tiene tanta importancia o más que la técnica. Si no valoramos la imaginación estamos presos.La mala espera

     ¿Qué importancia le das al presente en tus cuentos y novelas?

Toda. Soy un absoluto  naturalista, entendido como corriente creativa. Me interesa lo que está fuera: el bien y el mal  constantemente enamorados. Esas dos fuerzas confrontadas generan situaciones muy fuertes y potentes narrativamente.

     Un cuento con alma, con víscera, ¿solo sale si se escribe del tirón?

No tiene por qué. Lo que ocurre con un buen cuento es que ya nace entero, ya está en la cabeza del autor cuando comienza a escribir. Era algo que decía Cortázar, y es cierto. Un buen cuento se alcanza cuando puedes llevar a los personajes hasta el final sin distraerlos. Y eso sucede porque de antemano el escritor ya sabe el desenlace.

     ¿Qué sientes al dar como escritor con un desenlace que te sorprende y te gusta?Arder en el invierno

Me alegro mucho porque la literatura es parte de mí. Estoy todo el día pensando en historias. No tengo un horario de ocho a tres. En cualquier sitio puede haber una buena historia.

     ¿Cuál es tu rutina de escritura?

Muy anárquica, lamentablemente. Puedo trabajar quince horas seguidas sin parar a comer. Ventajas de vivir solo. Lo primero es siempre la historia. Suelo escribir de noche. El silencio es muy importante en mi proceso creativo. No hay autobuses, ni vecinos. Pero no es excluyente.

     ¿Qué experiencia te dan las jam session de microrrelatos?

Primero que al traer a un narrador invitado estoy siempre con compañeros compartiendo algo atractivo y bonito. Ellos leen En algún cieloparte de sus textos. Es enriquecedor. Y segundo, a nivel creativo es precioso. A partir de una frase, la gente que va al bar, escribe a mano alzada. Sin poder recurrir a Google, sin poder tachar, etc. Creo que es un modo de mantener vivo el espíritu creativo. Y eso es importante.

     ¿Qué opinas de las palabras del discurso del simio en el relato de Kafka?

Me gustó eso que dijo de que por qué los seres humanos usan ropa interior.

Trackbacks & Pings