ALBERTO GONZÁLEZ ORTIZ. ‘ESCRIBIR ES JUGAR’

On 11 julio, 2013 by Redacción Creatividad Literaria

Esta vez ha llegado a Gijón en el Tren Negro. Hace años que Alberto González participa en el Taller Literario que organiza la Semana Negra,El amargo despertar pero este julio ha compartido vagón con otros escritores. Honores que da ser uno de los autores que presenta novela.

‘EL amargo despertar’ es su ópera prima. El lanzamiento casi se le ha solapado a la firma del contrato de su segundo libro: ‘Una carta, un sueño y adiós’, que publicará también Nowe Volution en 2014. Actualmente escribe su tercera novela, que tal vez titule ‘Una juventud perdida’.

Ya tiene bajo el brazo su primer libro, algo que muchos noveles no llegan a conseguir. ¿Su consejo? Si quieres publicar tienes que trabajar mucho. Marcarte objetivos. Escribo de lunes a domingo de ocho a ocho y media de la mañana. Así me ha funcionado a mí, pero porque soy muy ansioso.

(Esta entrevista fue realizada terminado el menú en una mesa rectangular a modo de mesa redonda en La Iglesiona, Gijón. Derivó a entrevista coral. Ciertas acotaciones y comentarios fueron digeridos como los postres, y nunca más se supo de ellos…)

 

     ¿Por qué participas en talleres literarios?

Me aportan el punto de vista de otros escritores que quizás sepan más que yo. En principio me refiero a los profesores,  lo extiendo también al resto de participantes del taller.

     Como crítico literario, ¿cuál es el fallo que más te rechina y la virtud que más te embauca?

No me gusta que las historias tengan muchos personajes. Es algo que me dispersa. Me gusta de un libro que te haga pensar. Valoro la capacidad reflexiva de una obra.

     Eres profesor de música en un colegio, ¿qué te aporta tu profesión a la hora de escribir?

Poco tiempo, dolores de cabeza y ser siempre joven, niño. Puedo entender mejor a los niños que otras personas que cuando crecen dejen de tener relación con la infancia.

     ¿Qué tipo de narrador te gusta?

Me gusta narrar en primera persona, pero me es más fácil hacerlo en tercera. El narrador omnisciente es más sencillo porque te enrollas más. Al final hago un poco de todo. Escribir es jugar.

     ¿Te resulta complicado terminar una novela?

No porque sé desde el principio cómo va a terminar. Es una página como cualquier otra. Siempre que empiezo una historia la termino.Cuando surge la chispa sé que voy a estar un año escribiendo. Empiezan todas de una idea, de un detalle, y luego lo que hago es pasarme un mes creando el cuerpo de la novela. Planteo los personajes, los capítulos. Soy muy ansioso. Si no tengo en qué acompañarme fracaso. Una vez que tengo esa base el resto es escribir. Desde la idea hasta el punto final normalmente pasa entre un año y quince meses. Y cuando se termina el libro todavía queda mucho trabajo.  Por ejemplo desde que cerré ‘El amargo despertar’ hasta que se ha publicado han pasado cuatro años.

     ¿Tienes alguna referencia de escritor, estilo que sigas, con la que te identifiques?

En ‘El amargo despertar’ me influenció Julio Llamazares, por ‘La lluvia amarilla’, y George R. Stewart, con ‘La Tierra Permanece’. Me considero un escritor de ideas. Empecé leyendo mucha literatura fantástica, luego pasé a la ciencia ficción. Ahora leo sobre todo contemporánea. Me gustan Murakami, Auster, Llamazares, pero el año que viene ,si me vuelves a preguntar, te diré a otros. Cojo ideas de todos. Si me gusta algo lo utilizo. Por ejemplo, de ‘La noche del oraculo’ de Auster me gustó cómo construye los diálogos sin rayas. Eso lo estoy utilizando para la novela que estoy escribiendo ahora.

     ¿Intentas transgredir de algún modo?

Sí. Siempre lo he intentado. Con la temática, con el modo de escribir, con el tiempo verbal. Siempe intento jugar conmigo mismo. Con ‘El amargo despertar’ lo hice mucho. Ahora intento comerme menos la cabeza, divertirme y contar una historia… pero en la nueva novela ya he metido la variación técnica de los diálogos y el narrador habla en primera persona…

     ¿Qué te gustaría escribir y qué no? (Pregunta de Román)

La novela en la que trabajo ahora me plantea muchas dudas y lo que me gustaríar sería terminarla bien. ¿Qué no me gustaría escribir? Un libro de más de 300 o 400 páginas.

     ¿El apocalipsis es muy tuyo? (Pregunta de Natalia Calvo)

Hay mucho de mí en la novela, en los personajes. Emocionalmente ha sido muy fuerte. Estoy intentando alejarme.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>